martes, 27 de marzo de 2012

Dias extraños - Nacho Vegas

Hay días en los que te cuesta todo, hasta abrir los ojos al despertar. Días en los que las sábanas pesan, el colchón se hunde lentamente y el sol martillea en tu cabeza mientras tú descubres que en algún momento de la noche, un pedacito minúsculo de tu alma ha quedado enterrado bajo tierra.
Y es ese pedacito, ínfimo y diminuto, el que hace que sean días en los que todo se cae, todo se pierde, el mando de la televisión no funciona y el autobús se retrasa más de lo normal. Días en los que te pica todo, especialmente ese punto inexistente de la espalda que no te puedes rascar.
Todos tenemos días de esos. Podemos olvidarlos o recordarlos eternamente, podemos hacer todo lo posible para pasar por ellos de puntillas, casi sin notarlos y sin que ellos nos noten, o podemos regodearnos en ellos, alargándolos al máximo para utilizarlos después como excusa para todos y cada uno de nuestros errores.
Pero no podemos evitarlos. Aunque te parezca imposible, aunque seas optimista, feliz y ecológicamente solidario. El destino tiene un puñado de días grises guardados para ti. Y llegarán, hagas lo que hagas para sortearlos, llegarán. Y tú tendrás que vivirlos. Mentalízate.

1 comentario:

Mimi Pink dijo...

Qué razón tienes, días como los de hoy son los que hay que soportar al menos una vez al año... Espero que este año se conforme con hoy y le sea suficiente xD